El monstruo de las galletas

Llegaron a casa,
nos sorprendieron al abrir la puerta,
 
 
pensamos en escondernos,
o mejor dicho.... en esconder todas las galletas que teníamos en casa
 
 
Estaban buenísimas.
 
Gracias Inma.

4 comentarios:

  1. ¡Qué monada!
    Y si estaban buenas,
    mejor aún.
    Te ha quedado precioso
    el segundo objetivo del
    SAL hilo rojo.
    Besos.
    Chary :)

    ResponderEliminar
  2. Están preciosos, a mi me daria pena comerlos.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  3. Que monada da pena comerselos!!besos

    ResponderEliminar
  4. Que graciosas, no sé si podría comerlas, están tan bien hechas.......

    http://peque-lu.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Dime lo que desees con respeto y sin molestar a nadie. Muchas gracias.

Detalles de Primera Comunión

Estos días atrás recibieron su Primera Comunión unos niños muy especiales para mí  y me tocó hacer los detallitos para las invitadas. ...